Ir al contenido principal

ARTE ALBARRACÍN

5. CENTRO DE LA UNED DE BARBASTRO. CURSOS DE VERANO 2015. DEL 29 DE JUNIO AL 3 DE JULIO: LA PREHISTORIA ARAGONESA. HOMENAJE A VICENTE BALDELLOU
Resumen sesión 5, martes 30 de junio de 2015
Ponente: Manuel Bea Rodríguez*. Profesor de Prehistoria. Universidad de Zaragoza.
ARTE RUPESTRE DE LA SIERRA DE ALBARRACÍN. NUEVOS ANÁLISIS Y PLANTEAMIENTOS.
Desde 2012 hemos llevado a cabo diversos proyectos de investigación (financiados por la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, MECD) centrados en el estudio y documentación integral de 20 conjuntos rupestres Patrimonio Mundial de la Sierra de Albarracín, en los municipios de Albarracín, Bezas y Tormón, así como de otros 16 conjuntos no incluidos en la Declaración, con un total de 36 estaciones rupestres y más de 275 unidades gráficas. A partir del análisis de los conjuntos (para los que se ha realizado la documentación geométrica, fotográfica y elaboración de nuevos calcos digitales) hemos podido constatar una amplia serie de particularidades temáticas, cromáticas, estilísticas, de distribución geográfica de los abrigos y de los motivos dentro de éstos. Estas características nos hacen plantear la consideración del núcleo rupestre de la Sierra de Albarracín como un espacio con significación propia y, desde un punto de vista más amplio, la necesidad de plantear una redefinición del propio término de arte levantino.
Representaciones de bóvidos de grandes dimensiones: 1 a 8. Cocinilla del obispo. 
9 a 14. Prado del Navazo.
Resulta harto difícil poder realizar apreciaciones categóricas de carácter crono-cultural acerca de las manifestaciones rupestres postpaleolíticas, atendiendo a la imposibilidad de su datación absoluta fiable y partiendo de la existencia de diferentes ciclos con tendencias estilísticas afines que apuntan a un panorama artístico mucho más complejo que el simplificado entre el arte levantino, y también  del esquemático.
A pesar de los numerosos intentos de clasificación y ordenación cronológica relativa, casi siempre se ha considerado que toda representación de tendencia naturalista y de cronología postpaleolítica debía ser englobada dentro del amplio término de “arte levantino”, tratando de encontrar acomodo, en ocasiones forzado, para cada motivo en alguna de las fases de desarrollo planteadas para el mismo. La propia inercia generada por la idea de que todo lo naturalista postpaleolítico debía ser, por fuerza, considerado como levantino, ha llevado a convertirlo en un verdadero “cajón de sastre” en el que se incluyen representaciones estilística y temáticamente muy distintas.
En general, se ha tratado de establecer una evolución lineal para el arte levantino, contemplando la existencia de fases evolutivas diacrónicas para el mismo que ayudan a organizar un, cada vez más, basto número de motivos diferentes. Consideramos que la problemática no radica sólo en nuevas perspectivas de análisis de los conjuntos rupestres sino también, y sobre todo, en la propia definición del cuerpo teórico y terminológico empleados por la tradición investigadora.
El arte levantino es un ente complejo, preñado de conceptos terminológicos e ideas preconcebidas que, con el paso del tiempo y con los nuevos descubrimientos, sólo pueden conducir a enmarañar todavía más su propia definición.
Representaciones de antropomorfos: 1 a 5. Prado del Navazo. 6 a 7. Abrigo de Lázaro. 
10 a 14. Barranco del Pajarejo.
El análisis de los conjuntos rupestres de la Sierra de Albarracín nos puede ayudar a ejemplificar la complejidad aludida, realidades divergentes que se han tratado de explicar como parte de un todo global cuyas diferencias estarían en función o bien de fases evolutivas de un mismo estilo o bien como factores regionales o étnicos diferenciadores. La propia concepción del arte levantino como una especie de frontera conceptual ha impedido contemplar también la posibilidad de que podamos estar delante de diferentes procesos artísticos o ciclos propios de momentos cronológicos y filiaciones culturales diversas que tendrían como nexo de unión el gusto por la tendencia naturalista de las representaciones.
Los conjuntos estudiados abren un nuevo horizonte interpretativo para la Sierra de Albarracín en particular y para el arte rupestre levantino en general, que nos invita a considerar la necesidad de tratar de establecer una redefinición terminológica y conceptual para el propio concepto de arte levantino.

* Investigador “Torres Quevedo” (MINECO + 3D Scanner, spin-off Universidad de Zaragoza. Grupo “PPVE” Área de Prehistoria, Universidad de Zaragoza)



Comentarios

Entradas populares de este blog

CAMPAÑA BAÑALES

LOS BAÑALES: BALANCE DE LA VIII CAMPAÑA DE EXCAVACIONES ARQUEOLÓGICAS   
   El día 24 de Julio ha concluido, con una multitudinaria Jornada de Puertas Abiertas –a la que han acudido casi un millar de personas– la VIII Campaña de Excavaciones Arqueológicas en Los Bañales posible un año más gracias a la colaboración de la Comarca de las Cinco Villas, de la Fundación ACS, de General Eólica Aragonesa y de los Ayuntamientos de Uncastillo, Layana, Biota y Sádaba. En ella han participado estudiantes procedentes de Chile, Uruguay, Taiwan, Portugal y diversas Universidades de nuestro país, entre ellas las de Valencia, Córdoba, Barcelona, Navarra, San Pablo CEU, Complutense y Autónoma de Madrid…     Lejos de los hallazgos extraordinarios del pasado verano –en que se descubrieron cuatro imponentes inscripciones romanas pertenecientes a dos ciclos públicos de naturaleza imperial y que puedes ver ya en nuestro Museo Virtual–esta última campaña nos ha devuelto a la Arqueología de lo cotidiano, de lo…

CURSO SOLUTRENSE: EVOLUCIÓN TECNOLÓGICA Y FUNCIONAL DE LAS PUNTAS DE PROYECTIL SOLUTRENSES*

Ignacio Martín Lerma. Profesor del Dpto. de Prehistoria. Universidad de Murcia.
*Esta conferencia está basada en el estudio que presentamos en el Congreso Internacional: El Solutrense (Velez Blanco, 2012): Gibaja Bao, J. F., Muñoz Ibáñez, F. J., Gutiérrez, C., Márquez, B., & Martín Lerma, I. (2013). Las puntas solutrenses: de la tipología a los estudios funcionales. Espacio, Tiempo y Forma, (5), 491–506.
Las puntas solutrenses son por antonomasia uno de los elementos más definitorios del Paleolítico superior. Este interés por un tipo de instrumento tan bien diseñado, cuya lectura nos remite a un alto conocimiento de las técnica de talla, han provocado la atracción de los investigadores hasta el punto de realizas detalladas y continuas seriaciones cronológicas en base a la forma de las puntas y la tecnología aplicada en su elaboración. Son innumerables las contribuciones científicas que han sido publicadas alrededor de ellas, especialmente por el hecho de constituir un “fósil directo…

PUNTAS LIGERAS

CURSO SOLUTRENSE: LAS PUNTAS LIGERAS DEL PROYECTIL DEL SOLUTRENSE EXTRACANTÁBRICO
Francisco Javier Muñoz Ibáñez. Profesor de Prehistoria. UNED. La punta de aletas y pedúnculo (PAP) es uno de los elementos característicos del Solutrense extracantábrico. Este tipo de proyectiles se analizan a partir de parámetros morfológicos y tipométricos. Se propone un modelo sobre los procesos de fabricación y su repercusión en el registro arqueológico. A partir del análisis de las PAP se establecen las características balísticas de este tipo de utillaje. Su morfología contribuye a plantear la hipótesis de que se hayan utilizado como punta de flecha para arco. Los resultados muestran que las PAP son morfológicamente y métricamente adecuadas para ser lanzadas por un arco. Las réplicas tuvieron un comportamiento balístico perfecto, así que podemos considerar que el origen del arco podría situarse antes de lo pensado tradicionalmente. El instrumental lítico cinegético del Paleolítico superior, salvo la p…